¿Qué se siente tener flow?

En el trabajo podemos encontrar personas muy motivadas, concentradas, positivas, que disfrutan de su trabajo la mayor parte del tiempo, así como personas desmotivadas, con bajo nivel de energía, que se quejan con frecuencia y que viven en un estado de «resignación psicológica». Los primeros viven en un estado de Flujo.

Si has experimentado el estado de Flow, lo reconocerás inmediatamente: cuando estás tan concentrado en lo que estás haciendo que te olvidas de lo que sucede a tu alrededor.

Encuentra un momento y un lugar propicios para experimentar el flujo:

  • Encuentra el momento del día y el lugar que sea mejor para ti.

Me concentro muy bien por las mañanas, especialmente cuando se trata de actividades intelectuales o creativas, como escribir o preparar propuestas de proyectos o presentaciones para mis clases. Inmediatamente después de tomarme un buen café y darme una ducha, me dirijo a mi lugar favorito de la casa, un lugar tranquilo y ordenado, con buena luz que me ayuda a concentrarme solo en la tarea que tengo entre manos. Otro lugar en el que sorprendentemente me concentro son los aviones. Durante los vuelos puedo escribir y trabajar de forma muy creativa y productiva. ¿Cuál es tu mejor momento y lugar del día para entrar en el flujo?

El flow en psicología y economía

Para la psicología, el flow es el estado al que llega un individuo cuando está totalmente centrado en disfrutar de la actividad que está realizando. De esta manera, tus acciones y pensamientos fluyen sin parar.

Mihály Csíkszentmihályi fue quien acuñó la idea de flujo. Este psicólogo se refiere así a lo que sucede cuando la persona deja de lado el ego, pierde la percepción de la noción del tiempo y se ensimisma en lo que hace porque le genera satisfacción.

¿Cuáles son las características del flujo?

Algunas características que definen el flujo son:

  • Disminución de la autoconciencia.
  • Equilibrio entre el reto y las capacidades de la persona.
  • Unión de acción y pensamiento.
  • Eliminación del miedo al fracaso.
  • Sensación continua de sorpresa en la realización de la actividad.
  • La actividad es un fin en sí misma.
  • Haz lo que quieras hacer con seguridad.
  • Distorsión del tiempo.
  • Eliminación de distracciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *