¿Cómo se divide el ritmo?

Para entender cómo medimos el ritmo en la música, primero tenemos que hablar de «pulso».

Los seres humanos y la música

INDICE

Las notas y los silencios aparecen en una melodía y definen su ritmo. En el ritmo, entra en juego la repetición, a ciertos intervalos, de sonidos cortos, largos, débiles y fuertes.

Cuando escuchamos una canción, el ritmo es la organización de tiempos (una unidad de tiempo en la música) y acentos (el énfasis de un tiempo) que percibimos como la estructura de la composición. El ritmo también puede determinar el movimiento o baile asociado a la composición musical.

¿Qué es el ritmo?

El ritmo es cualquier movimiento regular y recurrente, marcado por una serie de eventos opuestos o diferentes que se suceden en el tiempo. En otras palabras, el ritmo es un flujo de movimiento de naturaleza visual o sonora, cuyo orden interno puede ser percibido e incluso reproducido.

El ritmo es la base de la mayoría de las formas de arte, especialmente en el caso de la música, la poesía y la danza, ya que la naturaleza del ritmo es subjetiva y depende de las percepciones de cada persona. Es muy posible que haya un ritmo detrás de todas las cosas que suceden con el tiempo, siempre que impliquen una cierta cantidad de repetición.

Pulso

El pulso es la unidad de medida de tiempo más pequeña, de una serie de latidos que se suceden constantemente para dividir el tiempo en partes iguales. Así, el pulso, o pulsación, equivale a cada uno de los tiempos del compás.

El pulso puede ser regular o irregular y su velocidad puede ser alterada dentro de la misma obra, ya sea indicado por el propio compositor o por los intérpretes. Cuando interpretas una canción, una partitura, una ópera, puedes dar a los pulsos una mayor o menor velocidad respectivamente. La longitud de pulso promedio en cualquier canción, patrón rítmico, etc., es lo que llamamos tempo y permanece constante a lo largo de la obra musical. Puede indicarse con términos agógicos (Allegro, adagio…) o con indicaciones metronómicas.

Los elementos del ritmo

Los elementos del ritmo son:

el pulso es la forma de ritmo más simple y básica. Es el ritmo interior de la música, el ritmo fundamental, constante y continuo. En función de su velocidad te indicaremos el tiempo, que es la velocidad con la que va esa muñeca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *