¿Cómo mejorar la memoria musical?

Es la memoria encargada de reconocer y reproducir melodías o sonidos previamente escuchados. Exige que estos estímulos estén en la memoria a largo plazo, para que sean traídos a la conciencia siempre que los necesitemos. Es el primer tipo de memoria que aparece, por lo que una buena forma de saber si vamos por el buen camino es comprobar si nuestra memoria auditiva recuerda toda la melodía de la canción que necesitamos memorizar. Si esto todavía no sucede, tal vez deberíamos empezar por practicarlo.

La mejor manera de trabajar este tipo de memoria es escuchar la canción una y otra vez, para que puedas imaginarla de principio a fin. La memoria auditiva comienza con el oído, así que en lugar de leer la partitura, tenemos que darle un sonido.

Memoria musical: qué es

Aunque el mismo concepto transmite a qué se refiere, podemos decir que la memoria musical es la capacidad que tienen los músicos para guardar, recordar o recordar piezas, fragmentos o pasajes musical para su correcta interpretación posterior. De igual forma, podemos encontrar que, dentro de la memoria musical, existen diferentes tipos de memoria musical.

Entonces, dependiendo de la profesión, algunas personas desarrollarán un tipo de memoria musical mejor que otro. Por ejemplo, el director musical puede almacenar obras completas y detalladas en su memoria. Mientras que el trompetista seguramente desarrollará mejor su memoria táctil, lo que le ayudará a recordar mejor las digitaciones.

Protege contra el Alzheimer

Para todo el trabajo mental relacionado con la música, el cerebro necesita muchas células.

Y precisamente, un estudio realizado por varias universidades finlandesas ha revelado que escuchar música clásica modifica y aumenta los genes responsables del funcionamiento cerebral.

Hoy en día, aprender la letra de una canción casi siempre tiene un propósito más pragmático, pero no ha perdido ese toque romántico de sus orígenes. Memorizar las notas de una partitura y el texto de una composición sigue siendo hoy en día una actividad muy creativa a la que se enfrentan habitualmente los cantantes profesionales para poder realizar correctamente su trabajo.

La forma más adecuada de aprender letras de canciones es algo muy personal. Como en cualquier otra técnica de estudio, intervienen aspectos íntimamente relacionados con la personalidad del sujeto y la capacidad de retención de conceptos, sonidos y mensajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *